Aceites y salsas

Pasta de sésamo casera

La pasta de sésamo o goma dare (ごまだれ) es la protagonista fundamental del tantanmen. Puedes usar una ya preparada, e incluso en caso de necesidad tahini, aunque si te fijas verás que el color del tahini es mucho más claro, y su sabor más suave.

Otra opción es prepararla casera: por un lado, más barata, y por otro mucho más aromática. Además sólo necesitarás unos minutos y es muy fácil de hacer.

   

Ingredientes

  • 250 gr de sésamo sin tostar

  • 60 ml de aceite de sésamo de calidad

  • 60 ml de aceite neutro (y más para ajustar)

Instrucciones

  • Pon el wok a calentar a fuego medio y añade el sésamo sin tostar. Cada 15-20 segundos da una serie de movimientos secos hacia adelante y hacia atrás cogiendo el wok firmemente, para que se vaya tostando uniformemente.

    Ten cuidado, si te pasas y empieza a quemarse, tendrás que tirarlo pues aportaría un sabor desagradable. Tiene que quedar del color que ves a continuación:
  • Transfiere el sésamo a un recipiente apto para batidora, añade los dos aceites y con mucha paciencia empieza a triturarlo. Para conseguir una buena textura tendrás que dedicarle un buen rato. Otra opción es utilizar, si lo tienes, un robot de cocina.
  • Si ves que queda una pasta muy seca continúa añadiendo más aceite. Debe quedar una textura algo más espesa que una mahonesa. Cuando veas que queda cremoso, transfiere el resultado a un bote y guárdalo cerrado en la nevera. Dura bastante, pero si se pasa lo sabrás enseguida por el olor y el color.